Buscar este blog

domingo, 28 de diciembre de 2014

Secret Love Affair

TÍTULO ALTERNATIVO: Mil Hoe

GÉNERO: Romance, drama

AÑO: 2014

IDIOMA: Coreano

EPISODIOS: 16

CADENA: JTBC

REPARTO:

Kim Hee Ae como Oh Hye Won
Yoo Ah In como Lee Seon Jae
Park Hyuk Kwon como Kang Joon Hyung (Esposo de Hye Won)

Fundacion de Arte Seo Han

Kim Hye Eun como Seo Young Woo (CEO)
Shim Hye Jin como Han Sung Sook (Madre de Young Woo)
Kim Yong Gun como Seo Pil Won (Presidente/Padre de Young Woo)

Personas cercanas a Lee Seon Jae

Kyung Soo Jin como Park Da Mi
Choi Tae Hwan como Son Jang Ho
Lee Kan Hee como Myung Hwa (Madre de Sun Jae)

Seo Han College of Music

Kim Chang Wan como Min Yong Ki
Park Jong Hoon como Jo In Seo
Shin Ji Ho como Ji Min Woo
Jin Bo Ra como Jung Yoo Ra
Yang Min Young (양민영) como Kim In Joo
Kim Kwon como Woo Sung

PRODUCCIÓN:

Productora: Future 1 (퓨처원), Drama House
Jefe de ProduccionPark Joon Seo
Productor: Kim Ui Suk
Director: PD Ahn Pan Suk (안판석)
Guionista: Jung Sung Joo (정성주)

ARGUMENTO: Oh Hye Won es la directora de planificación de la Fundación de Arte Seohan. Una mujer inteligente y sofisticada que aparentemente lo tiene todo: dinero, poder y un matrimonio de conveniencia a un inminente profesor de la Escuela Superior de Música Seohan. Pero su vida no es en absoluto lo glamurosa que aparenta.

Hye Won posee un asombroso oído para la música, siendo famosa por descubrir nuevos talentos. Cuando su marido trae a Lee Seon Jae a casa, un joven repartidor con un don innato para el piano, Oh Hye Won queda inmediatamente prendada de su talento. Pero no es la única. Seon Jae encuentra en ella una maestra, una inagotable inspiración, una diosa de la música. 

¿Podrán resistirse a la inevitable atracción que crece entre ellos? ¿Y está Oh Hye Won dispuesta a arriesgarlo todo por aquello que no posee: El amor?

OPINIÓN PERSONAL: Primero debo avisar que Secret Love Affair no es en absoluto un dorama como lo entendemos habitualmente. Si habéis visto otras series de la JTBC sabréis que su firma son las historias diferentes, más maduras y contemporáneas. Bueno, pues esta vez se han superado a si mismos. Como todo lo que es diferente puede que disfrutes este drama o puede que no, pero recomiendo que al menos le des una oportunidad para sorprenderte. Si buscas algo clásico ésta no es tu elección, sino... adelante, aventúrate a probar algo nuevo, un sabor agridulce, un bocado prohibido. 

Si tuviera que describirlo diría que es una obra de arte. En todo su conjunto: la dirección, la música, la historia, la actuación, las luces y las sombras, los diálogos y los silencios... se entretejen para crear esta singular obra. Es lento y es gris. Sí, lo es. De hecho puede que los primeros episodios te cueste un poco seguir la trama, pero una vez sumergido en ella ya no hay escapatoria. Descubrirás que su metraje lento y sus colores grises son su forma de contar una historia. Porque es un drama que no se ve, ni se escucha,sino que se siente. Y en lograrlo, con sus pocos diálogos y sus muchas pausas, reside gran parte de su magia.

Sí, es un drama de poco diálogo y muchas pausas. Pero la mayoría de las cosas importantes transcurren en esas pausas. Los personajes dicen más a través de sus silencios que con palabras, trasmiten sus emociones en escenas que no requieren de una sola sílaba. Música, lágrimas, juegos de luces y cámaras... y una asombrosa interpretación te introducen de lleno a una vorágine emocional. 

La actuación... impresionante por parte de todos los actores. Pero, como no, se llevan el Óscar los protagonistas (y se merecen arrasar en las entregas de premios de este año). Kim Hee Ae es ya una veterana de la actuación, siempre me ha parecido una actriz madura y muy natural en sus papeles, y me lo ha vuelto a demostrar una vez más. Ha hecho de Oh Hye Won un personaje realmente único: astuto pero sentimental, puro pero manchado. Oh Hye Won es una mujer conflictiva, y su trayecto a lo largo del drama es espectacular. Al final, ella es la auténtica protagonista de esta historia, el suyo es un camino entre rosas y espinas. Es una mujer a la que he llegado a admirar. Y Kim Hee Ae la ha encarnado como una segunda piel: esa guerra interna entre el poder y el amor, el deber y el placer, lo correcto y lo incorrecto. (Por cierto, parece mentira que esta actriz tenga 47 años. ¡Está guapísima!)

Pero sin duda, el que me ha dejado sin palabras es Yoo Ah In. Llevo unos años siguiendo su trayectoria y siempre he creído que el chico tenía talento pero no conseguía dramas que le permitieran demostrarlo. Bien, este es el drama que estaba esperando, el que se merece, el que al fin le hace justicia. No pudiera haber dado vida a un Lee Seon Jae más natural, realista y cercano. Desde su forma de caminar, hasta sus expresiones faciales, sus miradas y su modo de hablar... todo habla de un chico honesto y sencillo, un pequeño diamante en bruto pero que no hace falta pulir porque su belleza reside en si mismo. Me quito el sombrero ante él.

Y ahora un pequeño comentario sobre cosas más mundanas pero que también son parte del encanto de este drama. Por un lado, la música por supuesto. Esas interminables escenas al piano donde el corazón se pone a mil. (Según una amiga es piano-porno). Y por otro, no faltan los besos, las pasiones, las formas de afecto... Sin ser explícito se las ingenia para insinuarnos todo. Y es que Secret Love Affair no es un tímido romance sino un amorío. Una aventura. Un idilio prohibido entre una mujer madura y un muchacho, una maestra y su alumno, una mujer casada y un joven soltero, una dama de la alta sociedad y un pobre repartidor a domicilio. Cuesta imaginar más tabúes rotos. Pero nada de eso importa a la hora de reconocer el amor, porque es ciego pero no sordo. Y éstas son dos almas que se reconocen, se comprenden y se reconfortan a través de la música. Cuando están juntos lo demás no importa.

Y para rematar, el final, la guinda del pastel. [SPOILER] Por una vez puedo decir que me ha encantado. Un final como debe ser, que ata cabos y deja un mensaje, que hace que todo lo vivido sea invaluable... un final que me ha dejado más que satisfecha. No es trágico por el bien de serlo, ni dulce tampoco. Es, como el drama en si, agridulce pero significativo. La escena final es arquitectónicamente hermosa, al igual que el último mensaje de Seon Jae. No voy a negar que me hubiera gustado un epílogo, un atisbo a ese círculo redondo que nos promete. Pero el final es como una ventana entreabierta a la esperanza, lo que decidamos ver cuando miramos al otro lado depende de nosotros. Y yo elijo ver un amor insondable, una felicidad sencilla, una vida juntos.  [FIN de SPOILER]

"Secret Love Affair" no es un drama para ser visto, sino para ser sentido. 












1 comentario: